Le falta sal

Jueves, 18 de octubre de 2012

Un comentario sobre los ataques virulentos que están recibiendo Capriles y la MUD por no presionar más al CNE antes de las elecciones.

En primer lugar el desacuerdo no es de fondo sino de grado de intensidad. La MUD y el Comando Venezuela presionaron al CNE. Sin embargo, algunos dicen que esta presión ha podido ser mayor.

A esto se suma que la campaña de Capriles (más que la MUD) pensó que denunciar sistemáticamente al CNE podía desestimular el voto.

Uno puede o no puede estar de acuerdo con esto, pero nadie puede negar que, en el peor de los casos, esto fue un error bienintencionado. Capriles pensó que las ganancias concretas de denunciar sistemáticamente al CNE no iban a superar las potenciales efectos negativos que podían tener estas denuncias en los niveles de participación/abstención.

Repito, quizá Capriles ha podido lograr un mejor equilibrio entre sus denuncias al CNE y su esfuerzo por estimular el voto, pero su error no constituye una traición a la patria.

¿Por qué entonces algunos están denunciando a Capriles y la MUD como si hubiesen entregado el país el pasado 7 de octubre?

Sospecho que es una manera que tienen muchos de ventilar su profunda frustración ante la derrota del 7/O. Es como el esposo que llega a la casa frustrado por un problema en el trabajo y le cae a gritos a la esposa porque la comida no tiene suficiente sal.

email

Share

Comments are closed.