La cultura de raspar

Jueves, 19 de enero de 2012

En su última columna de El Mundo, Luis Pedro España cuenta la triste historia de Kevin, un joven que se descarrila en la transición de la escuela básica al liceo.

El artículo revela varios datos interesantes y desoladores, pero uno de ellos llama especialmente la atención:

Repetir el séptimo grado no es ninguna novedad. Si hablas con el Profesor Gutiérrez, director del liceo, te contará que en séptimo grado hay siete secciones en cada turno. En octavo sólo cuatro. De las siete secciones, tres son de repitientes. Este año, aun sabiendo que con esa decisión están inaugurando un “retén de menores” dentro del liceo, pusieron a los repitientes juntos. “Es que los repitientes no dejan en paz a los nuevos,” dicen los maestros.

Que en Venezuela los profesores se jacten de raspar a un alto porcentaje de sus alumnos siempre me ha parecido un síntoma de la pobreza y el atraso de nuestro sistema educativo. Pero ¿secciones de repitientes? La cultura de raspar, al parecer, se ha radicalizado.

email

Share

Comments are closed.