Insulza, otra vez

Lunes, 4 de junio de 2012

Definitivamente, Insulza está haciendo lo posible por tratar de alcanzar la gran hazaña de convertirse en uno de los peores secretarios generales que ha tenido la OEA, ayudando a destruir una de las cosas más valiosas que tiene la organización: la CIDH.

Antes pensaba que lo que movía a Insulza a actuar tan erráticamente era una mezcla de ganas de ser reelecto, pequeñez como líder y una pizca de genuina idiotez ideológica.

Ahora siento que Insulza, sobre todo lo demás, es simplemente un hombrecillo pusilánime. Con Brasil abordo, es prácticamente imposible imaginárselo actuando de un modo diferente.

Los dejo con este importante artículo del director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco.  Ahí están los detalles.

email

Share

Comments are closed.