Héroes silenciosos

Viernes, 24 de junio de 2011

Theresly Malavé

En Venezuela hay personas que fuera de la luz pública, sin ninguna ambición política ni sed de fama o reconocimiento público, hacen un trabajo de hormiguita que, aunque muy valioso, es pesado, frustrante y muchas veces no remunerado.

Son los activistas y abogados que van a las cortes para ver si, por una combinación de constante presión y algo de suerte, logran filtrar pequeñas dosis de justicia a través de un aparato judicial totalmente politizado.

O los que se reunen con los familiares de los presos de El Rodeo, los escuchan, documentan sus historias y publican informes con la esperanza de que, poco a poco, su trabajo, unido al de muchos otros, resulte en al menos pequeñas reformas.

O los que no se olvidan de los presos políticos, y el sufrimiento de su familias, y siguen luchando empecinadamente para que salgan en libertad o al menos para que se respeten sus derechos dentro de la cárcel.

Son los personajes relativamente anónimos que, con su labor organizativa, ayudan a explicar las victorias más importantes de la oposición de los últimos cuatro años, desde el referendo de 2007 a las regionales de 2008 a las legislativas de 2010.

Yo me he cruzado con varios, Theresly Malavé, Humberto Prado, Claudia Mujica, Karla y el señor Iwai, Carlos Nieto.

E, inspirándome en la tradición de Twitter, les mandó un #FF de admiración a todos ellos.

email

Share

Comments are closed.