Ganadores y perdedores de las elecciones en Perú

Miércoles, 8 de junio de 2011

En la elecciones presidenciales peruanas el triunfador fue obviamente Ollanta Humala y la perdedora Keiko Fujimori. Pero, apartando a los dos candidatos, ¿quién ganó y quién perdió el pasado domingo?

Ganadores

Alejandro Toledo. Humala avaló una intentona golpista en su contra en 2006. Poco antes de que se celebrara la primera vuelta en abril el ex presidente peruano y entonces candidato dijo que votar por Humala era un “salto al vacío.” Pero, convencido de que Humala era el mal menor, Toledo decidió apoyarlo públicamente días antes de la segunda vuelta. Estando la carrera tan reñida, su apoyo ha podido ser clave.

Mario Vargas Llosa. En la cúspide de su gloria literaria, el premio Nobel de literatura ha podido optar por el silencio y no apoyar a nadie para no ensuciar sin necesidad su inmaculada reputación. Pero este demócrata modelo decidió meterse en el barro y apoyar a un candidato sumamente cuestionable porque “en la democracia uno siempre tiene que elegir,” así sea el mal menor. A sus 75 años, el sartrecillo valiente sigue sumido en el debate público desatando a su alrededor adhesiones entusiastas o feroces abjuraciones, y encarnando la tesis del “compromiso” que lo hizo ganarse su sobrenombre de juventud.

Lula. Humala no sólo contrató efectivos asesores de campaña del Partido de los Trabajadores, también se arropó en el modelo de izquierda de Lula para distanciarse de Hugo Chávez. Y en sus esfuerzos por arrimarse hacia el centro, la derechista Keiko Fujimori también se declaró su admiradora. El brand de la izquierda vegeteriana atraviesa su mejor momento. El del ALBA su peor.

Perdedores

Los medios peruanos. La mayoría de los medios peruanos, comenzando con los del grupo El Comercio, se volcó contra la candidatura de Ollanta Humala. Periodistas fueron botados por no alinearse con Keiko y Vargas Llosa retiró en protesta su columna de El Comercio. En Peru 21 todos los días aparecía en portada una nueva denuncia contra Humala ligándolo al narcotráfico, Chávez, violaciones de derechos humanos, etc. Pero los peruanos, al parecer, no le creen mucho a los medios.

Alberto Fujimori. Con Humala en el poder, las posibilidades de que Fujimori salga de la cárcel son casi nulas, a pesar de que Humala ha dicho que podría indultarlo por razones humanitarias (Fujimori padece de una leucoplasia oral). Sus privilegios en la cárcel de la Diroes -cortesía del gobierno de Alan García- seguramente serán revocados. Si Keiko se lanza en 2016, ya su padre no podrá contribuir a la campaña desde la cárcel.

Alan García. Su apoyo a Keiko fue casi explícito. Y, al igual que lo hizo contra Toledo en la primera vuelta, el presidente saliente del Perú estuvo evidentemente involucrado en la campaña sucia contra Humala. Esta vez, sin embargo, el virtuosismo maquiavélico de este viejo zorro político falló. Eso sí: el contraste entre su primer y segundo gobierno lo coloca, también, en la lista de ganadores.

email

Share

Comments are closed.