A paso impaciente

Domingo, 30 de septiembre de 2012

Un breve comentario sobre último video electoral de Capriles.

Para muchos venezolanos, y me incluyo en el grupo, Capriles ha pasado de ser mucho más que un individuo que compite por la presidencia, con una personalidad definida que lo separa de otros hombres y un conjunto de propuestas de gobierno.

Se ha convertido en un foco a través del cual los venezolanos que nos oponemos al presidente canalizamos nuestra esperanza y determinación de salir el próximo 7 de octubre de uno de los peores gobiernos que ha tenido el país. Apoyando a Capriles uno no está apoyando a un simple dirigente político con una plataforma. Uno está apoyando una causa mucho más grande, que, aunque trasciende a Capriles, él encarna. La figura del candidato se confunde con nuestra propia lucha personal y colectiva contra Chávez.

Hay además algo simbólico en ese incansable recorrido casa-por-casa que ha llevado al candidato a más de 280 pueblos; o, más precisamente, en la figura de ese flaquito caminando con su gorra tricolor y sus zapatos de goma de una casa a otra con gestos impacientes, como consciente de que con cada segundo perdido disminuyen las probabilidades de victoria y se nos va la vida.

Ese épico recorrido, esa caminata de paso rápido en la que el descanso parece sinónimo de abismo, es una buena metáfora de la lucha de la oposición como conjunto; del convencimiento común de que con agilidad, voluntad y determinación se puede vencer al gigante.

Pero, en fin, no me escuchen a mí. Vean el video:

email

Share

Comments are closed.