¿Otro lacayo del imperio?

Jueves, 8 de abril de 2010

ap-Hillary-Clinton-Luiz-Inacio-Lula-da-Silva-Celso-Amorim-Brazil_eng3mar101Una nota de Telesur denuncia que Estados Unidos “planifica nuevas bases militares en Brasil y Perú para contener a Venezuela.”

Dice Eva Golinger, autora de la nota (y analista citada frecuentemente por Hugo Chávez), que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, “ha anunciado una visita a Brasil en abril para concretar planes de crear en Río de Janeiro una base militar conjunta para vigilar el tráfico de drogas en la región.”

Golinger dice que el acuerdo militar firmado en 2009 entre Colombia y Washington causó conmoción en la región. Y recuerda que un documento oficial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos de mayo 2009 “explica que Washington necesita asegurar la presencia en Colombia para realizar operaciones militares de amplio espectro por toda Suramérica, y para combatir la constante amenaza…de los gobiernos anti-estadounidenses en la región.”

La nota de Golinger -aclaro, por si acaso- me parece alarmista, apresurada y especulativa. Incluso el respetado analista y bloguero Adam Isacson, conocido por sus posturas críticas y alertas a la presencia militar de Estados Unidos en la región, dice no estar muy preocupado por el potencial acuerdo.

Pero, si bien Golinger es alarmista, al menos, en este caso, es coherente, porque aplica el mismo estándar a Brasil que aplicó antes a Colombia.

¿Irá a hacer lo mismo el resto de la región? ¿Se armará la misma algarabía que se armó con el acuerdo con Colombia? ¿Se convocará una reunión de Unasur para que Lula explique la naturaleza del acuerdo militar con Estados Unidos? ¿Se le exigirá a Lula garantías de que los militares estadounidenses sólo actuarán dentro de Brasil y bajo el mando de autoridades brasileñas?

Y, más aún, ¿por qué el presidente Chávez, tan sensible a cualquier tipo de presencia yanqui en la región, no se ha pronunciado sobre el acuerdo?

email

Share

Comments are closed.