¿Mar de felicidad?

Viernes, 23 de julio de 2010

Viendo las constantes cadenas de Hugo Chávez, y comprobando una y otra vez que el presidente gobierna el país como si fuese su propia hacienda (expropiando todo lo que le da la gana de expropiar, por ejemplo), a veces uno pierde un poco la perspectiva.

Por eso recomiendo leer esta nota de AP, de la que cito un pequeño extracto:

Desde 2007, Chávez ha nacionalizado y expropiado compañías en sectores que él considera estratégicos, incluyendo la industria petrolera, cementos, telecomunicaciones, electricidad, acero y alimentos. Pero economistas aseguran que estas empresas nacionalizadas no representan un porcentaje significativo de la economía.

Y el balance entre los sectores público y privados permanece casi igual que cuando Chávez asumió el poder porque el sector privado creció más rápido que el público entre 2003 y 2006, cuando la economía crecía a tasas altas.

El año pasado el sector privado representaba el 70 por ciento del PIB…El sector público el 30 por ciento, un margen ligeramente menor al que tenía cuando Chávez fue electo en 1998.

email

Share

Comments are closed.